Se realizó la reparación de la cubierta del Coliseo de Llatantoma, reemplazando las planchas de zinc que se encontraban rotas, por nuevas, permitiendo proteger el escenario deportivo de lluvias.